TRUENOS LOCOS EN EL CIELO DE TUCSA


Historia/Foto: Octavio Quispe Checca

Fue el día de logro del Proyecto Biblioteca Tucsa llegue muy entusiasmado en querer presenciar los resultados de aquellos niños ilusionados con sueños de tener calidad de vida.

Minutos después que haber llegado,  iniciaron con las actividades programadas. Aquel día era lluvioso. Estuve muy atemorizado por los fuertes truenos que se repetían entre los cerros. Sentía que en cualquier momento nos caía a nosotros. Ya en medio de la exposición se fue el fluido eléctrico. El siguiente grupo se preparaba, y cuando termino el primer grupo su presentación volvió el fluido eléctrico. Por un momento nos emocionamos; sin embargo al poco rato de haber iniciado el siguiente grupo, se fue el fluido eléctrico nuevamente y ya no volvió a funcionar. Era producto de aquellos truenos locos que dañaron la alta tensión.

Después de un rico almuerzo, llegó la hora de despedirme y todos los niños corrieron hacia la camioneta y se treparon a la tolva. Pedían con gritos todos: “¡Paseíto de fin de año!! ¡¡Paseíto de fin de año!”, repetían. No me quedaba opción  más que darles una vuelta en la camioneta y así partí mi viaje de vuelta a Cusco.